Scroll Top
INTERNACIONALES/ Con más derechos, pero en el papel: lo que dice la CIDH sobre LGBT - ELESPECTADOR.COM
Compartir en:

 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos reconoce que hay avances legislativos en la región para proteger y garantizar la diversidad sexual, pero afirma que falta aplicar las normas.

Hay preocupación en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la ola de gobiernos conservadores que han llegado al poder en países de la región y amenazan con retroceder en materia de derechos humanos, en especial lo concerniente a las poblaciones afros, mujeres, indígenas y LGBT. Así lo expusieron las comisionadas Margarette May Macaulay y Antonia Urrejola durante sesiones que compartieron con activistas de la sociedad civil en Medellín, donde se lleva a cabo la 49 Asamblea General de la OEA. Aunque reconocen que se han dado avances legislativos significativos, las alertas están prendidas porque no hay implementación de dichas normas o se pretende retroceder con reformas. (#SinClóset Marta Álvarez, la primera lesbiana que le ganó una pelea internacional al Estado)

Una de las discusiones más álgidas tiene que ver con los derechos de las personas lesbianas, gais, bisexuales y trans, que han sido usadas en varios países latinoamericanos, en especial Colombia, como botines de campañas electorales. Su instrumentalización también ha desatado brotes de odio encarnados en amenazas o asesinatos contra esta población, que teme hoy por su futuro. Y ese fue uno de los asuntos que la coalición LGBT manifestó en su declaración ante los delegados de la Organización de Estados Americanos (OEA): “Vemos retrocesos, debido a la postura de gobiernos que parecen desconocer las obligacionesinternacionales que han asumido sus Estados”. (Guacherna gay: la historia de la reina que soñó con ser psicóloga)

Por eso, líderes de Colombia, Perú, Brasil, Nicaragua y la comisionada Antonia Urrejola se reunieron esta semana en la capital antioqueña para lanzar en el país el informe de la CIDH que aborda la situación de las personas LGBT en las Américas. El documento, presentado en un evento organizado por el Instituto sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos, concluye que persisten la discriminación y las violaciones de derechos humanos y que falta efectividad de medidas adoptadas por los Estados, por deficiencias en el diseño, elaboración e implementación. Y Colombia es uno de esos países, pues la Ley de Convivencia Escolar, por ejemplo, no se aplica y como prueba de ello los comisionados citaron el caso de Sergio Urrego. (Lea aquí: Sergio Urrego, el nombre que Alba Reyes limpió)

La historia del joven gay de 16 años, que se suicidó́ en agosto de 2015 después de ser discriminado por las directivas de su colegio, dejó en evidencia que el Estado colombiano no garantiza la educación basada en el respeto e inclusión de todas las personas, independientemente de su orientación sexual. “La Ley de Convivencia Escolar es letra muerta.Hemos documentado casos de hombres y mujeres trans y personas no binarias negras a quienes les prohíben usar un baño público, sufren acoso y burla. Debemos con frecuencia escuchar: ‘Tras de negro, marica’. Las personas afros sufrimos entonces una doble discriminación”, agregó Sandra Milena Arizabaleta, integrante de la Fundación Somos Identidad, de Cali.

Colombia, y la mayoría de los países de la región, tampoco cuenta con cifras certeras que permitan desarrollar políticas públicas para proteger a la población LGBT. Los intentos recientes para lograr la recolección de datos en nuestro país, como la inclusión del componente de diversidad sexual en el censo del DANE, han sido frustrados. ¿Por qué son importante los datos? La CIDH explicó en su estudio que son instrumentos esenciales para visibilizar la real situación y que sin ellos no es viable tomar decisiones políticas destinadas a enfrentar el problema de la discriminación. (Video: Un hombre abiertamente gay llega por primera vez al Congreso de Colombia)

“Los datos nos visibilizan a las víctimas de violencia”, dijo Alessandra Ramos, activista trans de Brasil, el país que encabeza la lista de asesinatos contra personas trans en América Latina. “Unas 163 personas trans fueron asesinadas en 2018, de las cuales el 82 % eran afrodescendientes. No es fácil decir eso cuando tú misma eres una persona trans afro”, agregó Ramos. Aunque el caso de Brasil es uno de los que más preocupa entre los defensores de derechos humanos, Wilson Castañeda, director de Caribe Afirmativo, llamó la atención sobre Colombia pues, aunque en el papel se garantizan los derechos de las personas LGBT, en la ejecución no ocurre lo mismo. Ejemplo de ello citó la política pública LGBT, expedida en el gobierno de Juan Manuel Santos y que no ha sido implementada en el actual Gobierno de Iván Duque.

Otro de los casos críticos es el de Nicaragua, donde la crisis política que se vive desde abril de 2018 y ha dejado más de 300 muertos también ha afectado a las personas LGBT. Activistas de ese país le hicieron un llamado a la CIDH para que dentro de su relatoría abra un capítulo dedicado a la violencia que las personas LGBT han vivido tras las movilizaciones contra el presidente Daniel Ortega. Sobre esto, la comisionada Antonia Urrejola respondió que la comisión planeaba abrir líneas de investigación para los diferentes grupos poblaciones, pero los investigadores fueron expulsados de Nicaragua.

Urrejola concluyó su intervención expresando los dos asuntos que le inquietan hoy a la CIDH: los asesinatos y la criminalización de defensores de derechos humanos y los discursos de odio que tienden a estigmatizar a población LGBT, afros y pueblos indígenas. “Desde la CIDH queremos decirles que no están solos, estamos pendientes de esa situación y vamos a hacer todo lo posible por visibilizarlos”, aseguró la comisionada, quien participó en la elaboración del informe sobre las personas LGBT.

La CIDH también manifestó su preocupación con el avance de sectores antiderechos LGBTI y sobre la proliferación de campañas de desinformación y manifestaciones, entre ellas el fantasma de la falsa “ideología de género”, que ha calado en el continente.

*Este artículo fue posible gracias a la invitación del Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos.

Fuente: https://www.elespectador.com/noticias/nacional/con-mas-derechos-pero-en-el-papel-lo-que-dice-la-cidh-sobre-lgbt-articulo-868287

Compartir en:

Port Relacionados

Dejar un comentario

Misión
Ser una organización de Travestis, Transexuales y Trangéneros (Trans) trabajando para lograr la unificación y mejoramiento de la calidad de vida de su población, mediante los principales problemas que afectan nuestra comunidad en materia de Derechos Humanos; Laborales, servicio de Salud y Educación. 
Visión
Ser una organización que vela por el respeto y la equidad de las/os Trans dominicanas/os, comprometida con las soluciones a las problemáticas de la comunidad, protegiendo los Derechos Humanos individuales.
Valores
• Equidad • Empoderamiento • Respeto • Solidaridad • Compromiso  • Liderazgo • Comunicación
Objetivos Generales
Promover la defensa de los DDHH (Derechos Humanos) de la población Trans, a partir de la reducción de la discriminación de la población general hacia nuestra comunidad. Contribuir a mitigar el impacto del estigma y la discriminación por Orientación Sexual e Identidad de género desde lo institucional, legal, cultural y social.
Construyendo un Futuro Inclusivo: Tu Donación Hace la Diferencia
DONACIONES
Deben cesar las violaciones de los derechos humanos contra personas trans. Estamos trabajando para erradicarlas para siempre. Pero... ¡No podemos hacerlo sin ti!
Cuenta Corriente Empresarial
WACHOVIA BANK New York, N.Y.
A nombre de: TRANSSA TRANS SIEMPRE AMIGAS
Número de Cuenta: 2249414-001-5
Banco: Banco BHD León S. A
A favor de:
Transferencias internacionales en Dólares
ABA: 026005092 SWIFT: PNBPUS3NNYC
ACC: 2000192003764 BNF: BANCO BHD, S.A BCBHDOSDXXX
Para crédito a:
Nombre: TRANSSA- Trans Siempre Amigas Número de Cuenta: 2249414-001-5